Desde una pampa de cruces

Trabajo dando mis impresiones sobre lo que ocurre en tanto cuento lo que ocurre, a mi manera, con mis miradas sesgadas y mis limitaciones y talentos. No transfiero realidades ni las impongo a las audiencias. Soy periodista, un trovador desafinado del siglo XXI. La profesiòn a la que adscribo a mutado a un hato de pistoleros que, con el taco de la bota puesto sobre el cadàver del periodismo, simulan la santidad donde hay prostituciòn, verdad donde mendacidad, justicia donde impunidad, abnegaciòn dònde mesquinos e inconfesables intereses.

Feliz dìa del periodista….sobre las cruces de su cementerio.

Tato Contissa, el sábado, 5 de junio de 2010 a la(s) 16:42 ·