Salven a Clark Kent

Este libro fue publicado en 2005 por la editorial Corregidor.

Actualmente no existen ejemplares disponibles en la editorial.

El periodismo muere sin dar noticia de su muerte. Trabaja para sumar más desconfianzas, odios y temores, dedicando su tiempo a la construcción de vanidades y a la producción de naderías.

El periodismo tal y cual fue concebido originalmente desaparece junto con el periodista. En su lugar, un personaje fatuo y banal, yergue sus vanaglorias y ramplonerías por encima de un mundo que, quizá como nunca en su historia, demanda una inteligencia mejor para salir de la trocha de su destino ruinoso. Ese personaje no es un individuo, sino una cultura desgraciada que pringa aquí y allá sin nadie que se libre totalmente de la mancha.

Muñecos maquillados y veleidosos, traficantes de influencias, manipuladores intelectuales y espirituales, fabricantes de escándalos o simplemente estúpidos engreídos, los personajes en los que encarna buena parte del periodismo contemporáneo se están devorando los últimos restos de prestigio.

“Salven a Clark Kent” es por momentos un grito, un color de mofa, una exhortación ética o una vivisección preciosa del estado de una de las profesiones imprescindibles para el sostenimiento de las democracias.

Tato Contissa diapositiva en las trescientas tomas de este libro la cara maquillada del cuarto poder, sus pequeñas miserias, su fatalidad, y la puerta por la que puede escaparse su destino hasta ahora inexorable.

Con relato de novela negra, ensayo y aguafuerte, los aforismos de “Salven…” recorren ocho años de trabajo en la detección de las diversas formas de manipulación que constituyen el repertorio con el que “el periodismo hegemónico” se ofrece al poder, casi obscenamente, como herramienta para su consagración.

Un libro imprescindible para iniciar la verdadera discusión.

 

Salven a Clark Kent