Tato Contissa

Periodista, investigador, ensayista, poeta, docente universitario, hombre de radio…

Tato Contissa era hijo de Ángel Contissa y de Blanca Azucena Pérez. Su padre, a quien apodaron Calo, vivió en Santa Fe hasta los 17 años, cuando ingresó al ferrocarril. Unos años después que el ferrocarril llegara a Ingeniero Jacobacci, Río Negro, Calo es trasladado allí y en 1941 asume la jefatura de la Estación. Al poco tiempo conoce a Blanca, con quien se casó a mediados de 1948. De ese matrimonio nacieron en Bariloche Pelusa (Miguel Ángel), y en Jacobacci, Corcho (José Daniel) y Tato (Néstor Raul), en los años 1949, 1951 y 1954.

En 1950 Calo fue designado Intendente de Jacobacci, y estuvo en ese cargo hasta 1954. Un año después se producía en la Argentina un nuevo golpe de Estado, el que derroca el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón. En todo el país comenzaron las persecuciones y detenciones de aquellos que fueran del signo político del gobierno derrocado y Calo estuvo 9 meses detenido sin proceso en Jacobacci. Cuando lo liberan lo restituyen al ferrocarril con el mismo cargo, pero lo enviaron a Buenos Aires, a una estación de carga ubicada en la Isla Maciel, vecino a La Boca.

En 1959 Calo pone a sus hijos de medio pupilos en un colegio muy importante que había en La Boca, el San Juan Evangelista, donde al año siguiente Tato también empezó la primaria. Además, Ángel consiguió un trabajo complementario en una fábrica de Sanitarios que se llamaba Puma y con ese dinero extra compró una casa en Lomas de Zamora, a la que se mudaron en 1962.

Tato terminó la primaria en un Colegio del Estado, y su secundario lo hizo en el Nacional N° 1, Bernardino Rivadavia. En su tercer año Tato ingresa a Acción Católica, gracias a sus vecinos del barrio (el gallego Santitos entre otros) y llevó a Horacio Alcorta (amigo que conoce en sus viajes en tren al colegio) con él. En 1968 empiezan a hacer trabajos sociales para la Iglesia en los fondos de Lomas, cerca de Santa Marta y con gente de Ingeniero Budge. Estas actividades terminan cuando comienzan las desapariciones de compañeros y la persecución a militantes, restringiéndoles la entrada para no exponerlos

Sin embargo, Tato y Horacio continuaron con esas actividades y formaron un grupo con compañeros de la Inmaculada Concepción de Lomas de Zamora para trabajar. Uno de sus mayores logros fue la realización de una cena en la que recaudaron suficiente dinero como para alquilar una casa que funcionó como un hogar transitorio para jóvenes que viajaban del interior a estudiar o trabajar en la ciudad. Esto lo hicieron a través del Obispado y Cáritas, y lo manejaba el propio grupo de jóvenes, pero tuvieron problemas con Acción Católica y luego de que los expulsaran, los chicos decidieron dejar la casa en manos de Cáritas. El proyecto, que se llamó Casa del Joven, estuvo en pie diez años luego de que ellos abandonaran.

Cuando Tato terminó el Colegio empezó a trabajar en Keyton, una fábrica de electrodomésticos, y más adelante en la Textil Monterrosa (Quilmes), donde se dedicaba a hacer diseños de telas para corbatas. Además comienza a estudiar abogacía y a militar en la JUP (Juventud Universitaria Peronista), hasta que cae el gobierno de Isabel y abandona sus estudios.

En 1976 se fue a vivir a San Carlos de Bariloche, donde vivían su tío Chacho y su hermano mayor. Estuvo allí alrededor de 3 años y volvió a Buenos Aires para iniciar nuevamente la Facultad, sólo que esta vez en la carrera de Periodismo. Estudió en La Universidad Nacional de Lomas de Zamora y cursó en el Nacional Adrogué, en plena Dictadura Militar.  Allí forma parte de la creación de una Agrupación Peronista dentro de la Facultad de Ciencias Sociales (la CORECESO, Comisión Recuperadora del Centro de Estudiantes de Sociales, y luego, junto a otros amigos crea FUNAP, Frente Universitario Nacional y Popular). Desarrolla la primera revista universitaria, que se llamó Alternativa Cultural, y que se trató del único medio contestatario al proceso dentro de la Universidad, además de convocar a decenas de docentes que regresaban del exilio.

Es en la Universidad donde, además, conoció a Mónica, con quién se casó en 1984, año en que ambos terminaron sus estudios. Entre el ´84 y el ´86 Tato trabajó en Radio Excelsior y en Radio Belgrano. En 1986 se mudó con Mónica a San Carlos de Bariloche, donde desempeñó funciones de docente en distintas escuelas secundarias, además de trabajar en FM del Lago (1987) y en Melodía (1988). En el ´88 nace su primera hija, Luciana. En 1992 compraron con Pelusa Radio Limay, que más adelante se llamó Radio Horizonte, y ambos trabajaron allí hasta 1999, con amigos como Javier Bellver,  Mónica Grilli y Néstor Echarte. En 1993 nace Mauro, su hijo más pequeño.

Entre 1995 y 1998 retomó la docencia en colegios secundarios de la Ciudad de Bariloche. Entre 1998 y 1999 se desempeñó en el cargo de Director de Prensa del Municipio de San Carlos de Bariloche, durante el gobierno de César Miguel, y a fines de 1998 empezó a viajar a Buenos Aires para dar clases en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ. Fue docente de un Seminario de  “Postmodernismo y Sociedad Mediática” (1998-2000), de Teorías de la Comunicación (1998- 2005) de Radio I y II (1999- 2001), de Problemática Periodística (1999-2011), de Introducción a las Ciencias Sociales- curso de Ingreso (2002-2006) y del Seminario de “Periodismo Crítico” (2007- 2011). Además fue Secretario de Extensión Universitaria de la Facultad (2005-2006).

En 2003 trabajó en la Secretaría de Medios de la Nación, y entre 2004 y 2005 fue vicedirector de Radio Nacional.

Entre 1999 y 2005 publicó “La Dictadura del sí Mismo” y “La caída de los Medios” (dos ensayos de publicación académica), “El Juego del Ahorcado” (2002) y “Salven a Clark Kent” (2005), los dos últimos de Ediciones Corregidor.

En 2005 tuvo un programa de radio llamado “Las tres de última” y  en 2006 otro llamado “Mejor que decir”, ambos por Radio Cooperativa. Allí, en 2007, lo que fue un reemplazo de un programa de verano terminó siendo seis años de “Condenados al Éxito” en la mañana de Radio Cooperativa, primero, y en la Voz de las Madres, después.

En 2006 protagonizó un periodístico de entrevistas televisivo con un novedoso relato ficcionado, escrito y guionado por él, llamado A LATINA, producido por Mulata Films, que se emitió por dos temporadas en los canales Telesur y Encuentro.

A fines de 2010, sin dejar Condenados, fue conductor de “Días como Flechas” por la tarde de la AM 750, y publicó “Macanas Puras”, su primera edición de ficción, en Editorial Punto de Encuentro.

Falleció el 27 de Enero de 2012, rodeado de su familia, y fue despedido por su gente querida el 28  de Enero en el Cementerio de la Chacarita.

      ♦    ♦    ♦

“Lo que hace trascendente cualquier hacer humano es, justamente, el hecho de que lo que hace trasciende al hacedor”

Tato Contissa.